En una escena reveladora dentro de Lamentis, el capítulo 3 de la temporada 1 de Loki, el protagonista y Sylvie comparten vivencias de la infancia y de sus relaciones con sus respectivas madres. Es así como la dupla comienza a intercambiar hipótesis sobre el verdadero significado del amor. “Quizá el amor es odio…”, reflexiona Sylvie. «El amor es una daga» exclama Loki.

Loki no parece estar muy convencido, y confiesa necesitar “otra copa para pensarlo”. Tiempo después, y con algunos tragos de por medio, llega a una conclusión que lleva su sello:

El amor es una daga. Es un arma que se puede blandir de lejos o de cerca. Puedes reflejarte en ella. Es hermosa. Hasta que te hace sangrar. Pero al final, cuando la alcanzas… no es real. El amor es una daga imaginaria”.

el-amor-es-una-daga-loki

Detrás de una la frase «El amor es una daga»

En referencia a esta “metáfora terrible” que ofrece Loki, Tom Hiddleston coincide en que es fruto de la espontaneidad, pero que al mismo tiempo revela su experiencia con el amor hasta el momento. “No ha estado cerca del amor hasta ahora. Para él, el amor ha sido una especie de ilusión en la que ha confiado y lo ha decepcionado”, observa Hiddleston. A su vez, el diálogo brinda a Sylvie la oportunidad de burlar la pomposidad del Dios de los engaños. “Él siempre dice cosas que cree que son profundas, pero en realidad, no son particularmente profundas”, completa Hiddleston.

También te puede interesar: ISSSTE se apropia de Miss Minutes en campaña contra covid-19.