Dragon Ball Super llegó hace un tiempo a las televisoras argentinas, el icónico anime que revivió la infancia de millones con su nueva saga parecía estar en la cúspide, pero una denuncia hecha por un grupo de feministas ha sacado del aire a este programa.

Hay que reconocer una cosa, y es que hace muchos años el contenido que se transmitía por televisión carecía de filtros en su programación, pues en este caso la saga de Dragon Ball ha tenido un par de momentos subidos de tono y hasta ofensivos para un gran número de personas a lo largo del tiempo, pero éste continuaba emitiéndose sin mayor problema en los principales canales infantiles.

Sin embargo, el tiempo ha pasado, y ahora la gente es más precavida y atenta con lo que transmite por televisión, sobre todo en canales que se mantienen principalmente de infantes. Y es que hace unos días, una escena en particular de Dragon Ball Super hizo que se prendieran las alarmas de un grupo feminista en Argentina.

Bajo la denuncia de violencia simbólica y comportamiento inadecuado de un hombre adulto con una menor de edad, es que el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, ante la Defensoría del Público de la nación alzaron la voz en contra del maestro Roshi, pues en una escena se le muestra actuando de forma inadecuada, lanzando comentarios morbosos no solicitados a una niña pequeña.

Dragon Ball: Gokú es declarado miembro de la comunidad LGBT+
feministas-denuncia-dragon-ball-super-argentina-roshi

Crédito: Toei Animation

Ante esto, el gobierno optó por sacar a Dragon Ball Super del aire, aunque no se sabe si volverá a ser emitida pero con dichas escenas censuradas o bien, removidas en su totalidad. Cartoon Network era el espacio en donde este anime era distribuido y según datos del gobierno: “se ubica como la 1era señal infantil de cable y alcanza a las y los niños de entre 4 a 11 años con cable”.

Crédito foto de portada: Toei Animation