No hay duda de que Nezuko Kamado, hermana de Tanjiro, posee un aspecto bastante encantador. Sus ojos rosa brillante combinan perfectamente con su kimono del mismo color, pero su apariencia desentonada con ese bozal de bambú verde que siempre trae. Aunque parecer ser un simple ornamento, en realidad tiene mucha importancia.

Tras el despiadado asesinato de su familia, Nezuko se convirtió en demonio gracias a Muzan Kibutsuji. Ante este acontecimiento, la hermana de Tanjiro olvidado una gran parte de los recuerdos que tuvo como humana, llevándola en un inicio a atacar a su propio hermano, pero gracias a un inesperado milagro logró superar su impulso de asesina y ahora se ha mostrado muy cariñosa y protectora con otros humanos que ve como miembros de su familia.

Pero ¿Esto que tiene que ver con dicho pedazo de planta? Luego del maravilloso cambio de actitud de Nezuko, Giyū Tomioka, quién intentó acabar con ella, decidió dejarla inconsciente y colocarle un pedazo de bambú para que dejará de morderse así misma y a los humanos, pero también para controlar su sed de sangre.

Este bozal no solucionada por completo la agresividad que tiene como demonio. Sin embargo, el maestro Sakonji Urokodaki ha logrado hipnotizar a la hermana de Tanjiro, lo cual ha ayudado a que ella se haga pasar como una persona normal.
demon-slayer-nezuko-kamado-bozal-de-bambu
A pesar de que cierto impulso ha sido controlado de manera momentánea, esperan que en algún instante la maldición sea revertida. Quizás en algún episodio de la segunda temporada podamos ver a Nezuko sin ese pedazo de bambú entre los dientes y disfrutando de su vida como antes.

Imágenes vía Youtube